Home Vida Cristiana Algo extraño se estaba gestando en el planeta tierra

Algo extraño se estaba gestando en el planeta tierra

“Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo.”‭ (Lucas‬ ‭2:10)

Si bien Lucas abarca esencialmente el mismo territorio que Mateo y Marcos, el ya deja translucir su propio enfoque en los primeros capítulos. Mateo comienza su evangelio con una muy formal genealogía familiar; Marcos inicia el suyo en un paisaje desértico abrasado por el sol. Lucas se distingue de ellos al comenzar su evangelio con una alegre celebración.

Según Lucas, las circunstancias que rodearon el nacimiento de Cristo se asemejó a un jubiloso musical. Los personajes se van apiñando en el escenario; sucesivamente aparecen un encanecido tío abuelo, una asombrada virgen, una anciana y vacilante profetiza. Todos sonríen de par en par y, de dárselas la ocasión, se ponen a cantar.

Apenas recuperada del sobresalto de ver un ángel, María se lanza a cantar un hermoso himno. El anciano sacerdote Zacarías rompe su mudez de nueve meses diciendo un hermoso poema; y Juan el Bautista salta de alegría en el vientre de su madre (1:44). Y cuando Jesús hace finalmente su entrada a este mundo en un oculto establo, el cielo se llena de ángeles que cantan. Es evidente que algo especial se estaba gestando en el planeta tierra.

La historia dividida en dos

Al leer le relato de Lucas, uno recibe la impresión de que él deseaba captar con sus palabras el espíritu de “gran gozo” que el ángel había profetizado (2:10). Algo inédito y radicalmente bueno estallaba en medio de unos tristes y desesperados aldeanos que vivían en un remoto rincón del imperio romano.

El autor declara (1:1-4) haber investigado muchos informes acerca de la vida de Jesús. Ciertos detalles íntimos que aparecen en los dos primeros capítulos demuestran que el recurrió especialmente a testigos presenciales, ya que ningún otro evangelio reunió tanta información, esta cuidadosa atención al detalle y el subyacente tono de gozo caracterizan el libro de Lucas.

El nacimiento de Jesús efectivamente dividió la historia en dos; nosotros mismos damos constancia de ello cada vez que escribimos una fecha. El evangelio de Lucas nos retrotrae al mundo de antes de que hubiese un Antes de Cristo o un Después de Cristo, o sea que nos transporta a los comienzos de la vida de Jesús.

Aún hoy, más de dos mil años después, la conmemoración del nacimiento de Jesús es causa de regocijo. Durante la época de Navidad preparamos cenas especiales, nos sentimos mejor dispuestos, escuchamos música conmemorativa, contemplamos obras navideñas y cantamos villancicos. Nuestros sentimientos de celebración son suaves ondas expansivas, remezones del notable momento en que Dios se hizo hombre y vivió en esta tierra.

Author: ComoLasAguilas.cl

Deja un Comentario